Todo sobre facturación

COMPARTIR

concepto de facturacion web u online

SUSCRIBITE EN NUESTRO BLOG

Conocé toda la información relacionada a facturación: qué es una factura, cuándo se debe facturar, qué sucede si no se factura, tipos de comprobantes, cómo se emiten, facturación electrónica, ventajas de la facturación electrónica, quiénes deben emitir facturas electrónicas y quiénes no, y los beneficios de usar un sistema de facturación para emitir facturas electrónicas.

¿Qué es una factura?

Una factura es un documento comercial otorgado por un comercio/comerciante de cierto producto o servicio a su cliente/comprador.

Características de las facturas:

 Tienen validez legal y fiscal – En Argentina el ente regulador de la facturación de cada empresa, autónomo o sociedad comercial es la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos).
 Incluye información de la transacción comercial.

¿Cuándo se debe facturar?

Para ejercer actividades comerciales, las personas o las empresas deben registrarse en AFIP bajo cierta categoría tributaria. De esta forma, el Estado comprueba que aquellas actividades informadas al inscribirse, son realmente las que se están informando en cada factura y además es uno de los engranajes con el que cuenta para el cobro de impuestos.

Siendo así, cada vez que haya una actividad comercial, es decir, una transacción de compra-venta, se debe emitir una factura.

Cuando la factura es en papel (impresa), el emisor o comerciante conserva una copia de la factura y el comprador o cliente, obtiene el documento original. No hay diferencia entre original y copia cuando la factura es electrónica.

¿Qué sucede si no se factura?

Los comerciantes o, hablando en términos de AFIP, contribuyentes, tienen la obligación de facturar para comprobar que se llevó a cabo una operación comercial (venta de bienes/servicios).

Omitir la emisión de la factura puede significar un delito tributario, perseguido por las autoridades fiscales del país.

¿Qué tipos de comprobantes hay?

Además de facturas, hay otros comprobantes a emitir por cada venta o locación de servicio realizada. Esto depende del tipo de sujetos involucrados en la transacción.

 Cuando se trate de una operación entre un Responsable Inscripto y un Monotributista, Consumidor Final, o Exento, el Responsable Inscripto deberá emitir comprobantes tipo “B“.

 Si se trata de operaciones entre Responsables Inscriptos, existen 3 tipos de comprobantes que se pueden utilizar:

  1. Tipo “A”
  2. Tipo “A” con leyenda “Operación sujeta a retención”
  3. Tipo “M”

 En caso de que quien lo emita sea un Monotributista o un Exento en el IVA, deberá operar con comprobantes tipo “C”.

 Cuando se trate de una operación de exportación, corresponderá emitir comprobantes tipo “E”.

 Otros comprobantes: cuando se opere con turistas extranjeros se deberán emitir comprobantes tipo “T” por aquellas transacciones al reintegro establecido en la RG 3971, a la vez que se deberá cumplir con el Régimen Informativo – TURIVA Alojamiento.

¿Qué diferencia hay entre el comprobante “A” solo y el comprobante “A” con leyenda “operación sujeta a retención”?

Los adquirentes, locatarios o prestatarios inscriptos en el impuesto al valor agregado, que reciban el comprobante clase “A” con leyenda “OPERACIÓN SUJETA A RETENCIÓN”, actuarán como agente de retención del impuesto al valor agregado y del impuesto a las ganancias y deberán cancelar la diferencia entre el importe total facturado y el de la retención practicada, mediante transferencia bancaria o depósito, en la cuenta bancaria cuya C.B.U. fuera informada por el vendedor. Retención: 50% del IVA de la operación y 3% de Impuesto a las Ganancias.

Si por aplicación de los regímenes generales de retención (R.G. N° 830 y N° 2.854), surgiera que el monto de retención sea superior al que resultaría por la aplicación de lo anteriormente mencionado, corresponderá la aplicación del monto mayor.

¿Qué sucede con los Comprobantes “M”?

El adquirente, locatario o prestatario inscripto en el impuesto al valor agregado que reciba el comprobante clase “M” actuará como agente de retención del impuesto al valor agregado y del impuesto a las ganancias. Retención: todo el IVA de la operación y 6% de Impuesto a las Ganancias.

Si por aplicación de los regímenes generales de retención (R.G. N° 830 y N°2.854), surgiera que el monto de retención sea superior al que resultaría por la aplicación de lo anteriormente mencionado, corresponderá la aplicación del monto mayor.

¿Cómo se emiten los comprobantes?

Para emitir los comprobantes se utiliza: máquina física de Controlador fiscal; Facturación electrónica (web) o comprobantes de papel/impreso de contingencia (Resolución General N° 100).

Consideraciones de cada comprobante y modalidad de emisión:

1) Facturas “A” y “M”

 Factura A: sin límite de cantidad.

Factura A con leyenda “Operación sujeta a Retención”: hasta 100 comprobantes por la totalidad de los puntos de venta informados.

Factura M: la impresión se limitará a un total de 100 comprobantes.

2) Comprobantes “B” y “C”: Se emiten con Controlador Fiscal o Facturación electrónica.

3) Comprobantes en caso de contingencia: Si por un motivo eventual, el comerciante o comercio no puede utilizar la Facturación electrónica (ejemplo: por un corte de luz) o el Controlador fiscal (ejemplo: se rompe), se pueden utilizar comprobantes de contingencias, es decir, un talonario de facturas solicitado en las imprentas autorizadas para tal.

¿Cuáles son los comprobantes fiscales o válidos?

Los comprobantes válidos llevan la siguiente información.

Facturas electrónicas o de contingencia/talonario pre-impreso en papel:

 debe indicarse el tipo de comprobante (“A”, “B”, “C”, “E”, “M” o “T”)

 número de la factura

 fecha de emisión

 CUIT del emisor (que demuestra su inscripción a AFIP)

 CAE/CAI

 fecha de vencimiento (que debe estar en vigencia)

Tickets de Controlador fiscal:

 CUIT del emisor (que demuestra su inscripción a AFIP)

 Domicilio del emisor

 fecha y hora de la emisión

 logotipo fiscal


¿Cuáles son los comprobantes no válidos o no fiscales?

 Remitos, guías o documentos equivalentes.

 Notas de pedidos, órdenes de trabajo, presupuestos y/o documentos de análogas características.

 Recibos utilizados como comprobantes de respaldo de un pago – total o parcial – de una operación que debe ser documentada mediante la emisión de facturas.

¿Qué es la factura electrónica?

Es un comprobante digital funcional y legalmente equivalente a la factura en formato papel, que la reemplaza en la mayoría de las operaciones de quienes estén obligados u opten por su utilización.

Este medio de facturación permite la gestión, almacenamiento e intercambio de comprobantes por medios electrónicos o digitales sin necesidad de su impresión, pudiéndose gestionar desde una PC, tablet o smartphone con conexión a Internet.

¿Quiénes deben utilizar la factura electrónica?

Se encuentran obligados a emitir comprobantes electrónicos los sujetos detallados a continuación:

 Inscriptos en el Impuesto al Valor Agregado.

 Monotributistas.

 Quienes desarrollen alguna de las actividades comprendidas en el anexo mencionado en el título III de la RG 3749.

 Exportadores por la RG 2758.

 Comercializadores de bienes usados no registrables enmarcados en la RG 3411.

¿Cuál es la actividad de los sujetos obligados a emitir facturas electrónicas?

 Profesionales o vendedores ambulantes, que realizan su actividad fuera de la oficina o comercio, y realizan la cobranza en el domicilio del comprador.

 Profesionales responsables inscriptos o monotributistas categoría F en adelante están alcanzados por la obligación de emitir factura electrónica, por tratarse de una actividad no incluida en el Anexo I de la Resolución General Nº 3.561.

 Vendedores ambulantes que desarrollen una actividad incluida en el Anexo I de la Resolución General Nº 3.561, aunque la misma se realice fuera de la oficina o comercio y la cobranza sea en el domicilio del comprador.

¿Quiénes pueden optar por emitir facturas electrónicas? (Sin obligación)

Pueden optar por la emisión de comprobantes electrónicos los exentos en el IVA que no se encuentren obligados. De ejercer dicha opción, quedarán obligados a emitir los documentos electrónicos para respaldar todas las operaciones realizadas en el mercado interno, con excepción de los documentos clase “C” que respalden operaciones con consumidores finales en las que se haya entregado el bien o prestado el servicio en el local, oficina o establecimiento. En caso de optar por la emisión electrónica de los citados comprobantes, el emisor deberá entregar al consumidor la impresión de los mismos.

¿Cuáles son las ventajas de facturar electrónicamente?

  1. Es más económico:
    Se reducen gastos como la compra de talonarios para facturar, impresora o depósito de los comprobantes – quedan de forma online almacenadas.
  2. Está siempre disponible:
    Se puede facturar desde cualquier lugar y en cualquier momento, solo con conexión a Internet, por ejemplo, desde un celular. No precisa otros insumos.
  3. Es ecológico:
    Cuida al medio-ambiente, digitalizando un comprobante que deja de ser impreso y contaminar al planeta.
  4. Es eficiente:
    El comprador o cliente recibe su comprobante por e-mail de forma prolija y puede revisarlo cuando desee.

¿Cómo se emiten facturas electrónicas?

Todos los contribuyentes tienen la opción de emitir facturas electrónicas desde el facturador web de AFIP. Para esto se ingresa a la plataforma con CUIT y Clave fiscal, y luego se hace click en el botón “Comprobantes en línea”, donde se procede a completar la información de la factura.

Una vez generado el comprobante, se lo puede descargar en archivo PDF y enviarlo por mail al cliente.

Una opción más eficiente para emitir facturas electrónicas es mediante un sistema de facturación como Contabilium.

El sistema toma automáticamente la información del cliente (solo con el DNI/CUIT/CUIL) y envía el comprobante fiscal de manera electrónica a AFIP, gracias a su integración. Además, también comparte el mismo como PDF por mail, de forma más rápida y simple.

¿Cuáles son las ventajas de usar un programa de facturación por sobre el facturador web de AFIP?

SISTEMA DE FACTURACIÓN

FACTURADOR DE AFIP

 La carga de información en el comprobante es intuitiva y simple, o incluso viene pre-cargada si ya se vendió al comprador, o mismo si la venta proviene de un eCommerce.

 Se pueden facturar muchas ventas al mismo tiempo.

 Es seguro, ya que posibilita generar usuarios para los empleados de la empresa con distintos niveles de acceso y restricciones.

 Automatiza el envío por correo de los comprobantes.

 Automatiza la modificación del inventario.

 Utiliza la información para generar reportes importantes para la toma de decisiones de la empresa, como estrategias de Marketing, reposición de stock, etc.

 La carga de información es engorrosa, demora mucho tiempo y siempre se la debe redactar desde cero, sin importar la cantidad de compras de un mismo cliente.

 Se hace de una factura a la vez, perdiendo tiempo valioso.

No hay restricciones de acceso por usuario; con la clave fiscal se puede visualizar toda la información delicada.

 No se puede automatizar el envío de los correos.

 Requiere modificar el inventario de forma manual.

 La información de las facturas debe ser trabajada manualmente para generar indicadores estadísticos o reportes que permitan tomar decisiones estratégicas.


En conclusión, implementando un sistema de gestión como
Contabilium, se obtienen las ventajas de trabajar de forma simple, sin requerir capacitaciones excepcionales para operar el programa, a la vez que se reducen los tiempos muertos, permitiendo la agilidad en el proceso administrativo y conectando la información de todo el negocio en un solo lugar, disponible siempre.

gestion de cobro de las pymes

Gestión de cobro de las Pymes: el desafío actual

Mantener la rentabilidad de tu negocio en el contexto actual es un verdadero desafío, por eso, agilizar y optimizar las estrategias para cobrar es vital. ¿Puede tu PyME crecer en las economías latinoamericanas? Creemos que sí, y te traemos consejos para que puedas ver el rédito de tu producción en tiempo y forma.

Leer más
importancia del ecommerce

La importancia del ecommerce y sus ventajas al vender online

El ecommerce o comercio electrónico se ha extendido en los últimos 3 años. Es una actividad imprescindible para cualquier industria en la actualidad. No importa si eres emprendedor o una empresa con años de experiencia, la venta en línea es uno de los principales canales donde encontrar a tus clientes.

Leer más